¿Qué es el efecto McGurk?

No cabe duda de que observar la boca de una persona mientras habla nos ayuda a entenderla. El área cerebral donde se combinan ambas informaciones -el sonido y el movimiento- se denomina surco temporal superior. Y es ahí donde aparece también el ilusorio efecto McGurk: cuando alguien mueve los labios, pero las señales acústicas que emite son diferentes, percibimos algo irreal. Dicho de otro modo, si lo que vemos no coincide con lo que escuchamos, nuestra mente decodifica mal el mensaje.

La carnosa puerta de entrada a la boca es una de las partes más delicadas y sensuales de nuestra anatomía. Su alta sensibilidad hacen de los carnosos labios un elemento fantástico para los amantes, pero no solo sirven para besar o para comer... ¿Sabías que el gesto de hacer morritos no es exclusivo de los humanos? ¿Conoces la función de las sonrisas? ¿Es importante el color de los labios? ¿Cómo estudia la policía forense las huellas de los labios?

Etiquetas: cerebrocienciasalud

Continúa leyendo

COMENTARIOS