¿Qué actor ha muerto más veces en el cine?

El británico John Hurt encabeza el ranking, pero otros se han especializado también en no acabar vivos las películas donde actuaban.

El récord de fallecimientos interpretados se lo lleva el actor inglés John Hurt, que ha muerto nada menos que en cuarenta películas. De forma terrible lo hizo en Alien, el octavo pasajero (Ridley Scott, 1979), tras dar a luz al espantoso monstruo. Su primera muerte en pantalla se produjo en The Wild and the Willing (Ralph Thomas, 1962). En 1975 pasó a mejor vida como Calígula en la serie Yo, Claudio (Jack Pullman) y en 2004 su personaje en Hellboy (Guillermo del Toro) la palmó atravesado por una espada. Ansiado fue el final del torturado protagonista que encarnó en El hombre elefante (David Lynch, 1980), y muy recordada su forma de morir en La loca historia de las galaxias (Spaceballs, Mel Brooks, 1987).

En esta fúnebre lista le sigue Bela Lugosi (1882-1956), que perdió la vida ante las cámaras en 36 ocasiones. Sus muertes empezaron ya interpretando a Shakespeare en varios países europeos, antes de que en Estados Unidos diera con el papel de su vida, Drácula, que primero interpretaría en Broadway y luego en el film de Tod Browning (1931), falleciendo siempre; eso sí, para luego resucitar.

Le sigue otro rey del terror, Vincent Price, con 33 muertes. Después está Sean Bean (Eddard Stark en Juego de tronos), quien se ha llevado injustamente la fama de más fallecimientos en pantalla a pesar de que las suyas han sido veinticinco. Y el quinto puesto lo ocupa Gary Busey, con diecinueve “adioses”.

Etiquetas: cineculturacuriosidades

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS