¿Por qué ser bilingüe retrasa el alzhéimer?

Existen ya muchos estudios que resaltan los beneficios de hablar dos idiomas, beneficios que no sólo se notan cuando uno se va de vacaciones al extranjero, claro. Se ha dicho que ser bilingüe a lo largo de la vida nos fortalece el cerebro e incluso puede retrasar varios años los síntomas de una enfermedad como el alzhéimer.

 

Recientemente encontramos un artículo en la revista Behavioral Brain Research (2015), publicado por Brian Gold, en el que se revisan los hallazgos acerca del bilingüismo y sus efectos en esa temida enfermedad. Según el autor, muchos de los resultados encontrados por sus investigaciones y las de otros científicos, apuntan a que ser bilingüe actúa como una fuente de reserva neural capaz de proteger las redes frontoestriadas y frontoparietales del cerebro.

 

Estas redes participan en el procesamiento de lo que conocemos como control ejecutivo, una capacidad mental implicada en los actos que llevamos a cabo intencionadamente y los procesos conscientes (no automáticos). Por ejemplo cuando hacemos varias cosas a la vez, como decidir qué hago de cenar mientras conduzco de camino a casa y recordar si tengo los ingredientes que necesito o no para pasar por el super. En esta línea de la protección neural, Gold, de la Universidad de Kentucky y sus colaboradores, publicaron en 2013 un experimento en el que explicaban cómo el bilingüismo parecía proteger a las personas del deterioro de la sustancia blanca cerebral (encargada de transmitir información en el cerebro) durante el proceso de envejecimiento.

 

Sin embargo, según los datos, no parece que el bilingüismo se asocie de forma tan clara con la protección de áreas de la memoria (localizadas en el lóbulo temporal medial), las cuales están muy relacionadas con los síntomas presentes en la enfermedad de alzhéimer.

 

Hablar dos idiomas es sólo una forma de promover la reserva neural. Hacer ejercicio, leer, comer sano o salir con amigos pueden ser otras formas de hacerlo, y por supuesto, también puedes plantearte hacerlo a través de ejercicios divertidos que estimulen tu cerebro. Sea cual sea tu elección, no pierdas ni un segundo para poner en forma tus neuronas.

 


Marisa Fernández, Neuropsicóloga Senior, Unobrain

Etiquetas: cerebrosalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS