¿Por qué se producen los monzones?

Así se llaman los vientos que cambian su dirección estacionalmente y que circulan en el sur de Asia. Las variaciones, que se producen dos veces al año, tienen un papel fundamental en el clima de esta parte del planeta.

 

La explicación es que la tierra tarda menos que el agua en calentarse y enfriarse. Por ello, durante los meses de verano, entre mayo y octubre, el continente alcanza mayores temperaturas que el océano. El aire situado sobre la superficie también se calienta, asciende a capas más altas de la atmósfera y origina una zona de baja presión –una borrasca–.

 

El viento, que siempre circula desde las altas a las bajas presiones, sopla, entonces, desde el mar en dirección al interior y lleva consigo aire húmedo cargado de nubes y, por tanto, de precipitaciones. En invierno, sucede lo contrario: el suelo se enfría rápidamente, mientras que el agua se mantiene cálida, con lo que un viento seco se dirige al océano desde la costa.

 

Los monzones son típicos de las costas asiáticas del océano Índico, sobre todo, en alta montaña. El relieve actúa como una barrera que retiene el aire húmedo y obliga a las nubes a descargar. El monzón del suroeste que arranca de la costa de Kerala, en la India, empieza generalmente en la primera quincena de junio.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS