¿Por qué se derriten los helados?

¿Por qué los helados no se derriten de golpe? Aunque parezca mentira, la respuesta la encontraron las destilerías escocesas en 1761.

Por aquel entonces la madera era cara y querían encontrar una forma de reducir el gasto de combustible sin rebajar la producción del líquido elemento. Así que decidieron hacer las cosas bien y fueron a buscar a un químico de la universidad de Glasgow llamado Joseph Black. Éste se dio cuenta que para mejorar el proceso de destilación debía comprender por qué el hielo, o los helados, tardan en derretirse.

La próxima vez que vayas a tomar un helado -o te vayas a tomar un gin tonic con mucho hielo-, ponle un termómetro. Tus amigos se reirán, pero comprobarás algo que también sorprendió a Black: mientras se derrita -o haya hielo en la copa-, la temperatura no subirá. Esto es así porque todo el calor se invierte en cambiar la forma del agua, de sólido a líquido. Sólo cuando todo el helado se ha fundido la temperatura empieza a subir. De este modo Black fue capaz de indicar a las destilerías la mínima cantidad de madera necesaria para evaporar un volumen dado de whisky y cuánta agua fría tenían que usar para condensarlo. Es más, estas ideas inspiraron a Watt para diseñar su máquina de vapor.

Etiquetas: curiosidades

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS