¿Por qué las uñas crecen más despacio en invierno?

Este fenómeno podría deberse al efecto del frío en el riego sanguíneo de estas terminaciones endurecidas.

Sí, es verdad que el ritmo de crecimiento –1,5 milímetros al mes como media en las uñas de los pies y 3 mm en las de las manos– desciende ligeramente durante los meses más fríos del año, aunque no se sabe a ciencia cierta por qué ocurre.

Probablemente tenga que ver con la menor exposición al sol, un factor que, desde luego, afecta al cabello: la disminución del calor ralentiza la circulación de la sangre y las raíces capilares producen menos queratina, proteína fibrosa que forma tanto el pelo como las uñas. Es igual que cuando dejamos de regar una planta.

Las duras terminaciones de los dedos pueden crecer más o menos por otras circunstancias. Así, los niños y las mujeres embarazadas tienen que cortárselas más a menudo, y también salen más rápido las de nuestra mano dominante.

Etiquetas: curiosidadessalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS