¿Por qué es bueno comer edamames?

Edamame no es sino el nombre de una leguminosa originaria de Japón que está teniendo tanto éxito en el mundo de la salud como la soja; de hecho, es un brote joven de soja, cosechado antes de que éste madure y se puede comprar con o sin cáscara, fresca o congelada.

 

Es un alimento libre de colesterol y gluten, baja en calorías y una excelente fuente de proteínas, hierro y calcio. Además, nos ayuda en todos estos ámbitos:

 

Enfermedades cerebrales relacionadas con la edad: Las personas que consumen abundantes cantidades de edamame o soja tienen, en general, menos incidencia en trastornos de este tipo relacionados con la edad.

 

Enfermedades cardiovasculares: El consumo de la proteína de soja/edamame como una alternativa a la proteína animal disminuye los niveles de colesterol LDL (colesterol malo), que a su vez disminuye el riesgo de la aterosclerosis y presión sanguínea alta.

 

Cáncer de mama y cáncer de próstata: La genisteína, la isoflavona predominante en la soja, contiene propiedades antioxidantes que inhiben el crecimiento de las células cancerígenas en estos dos tipos de cáncer. Por ejemplo, 10mg de edamame o soja al día pueden disminuir el desarrollo del cáncer de mama en un 25%.

 

Depresión: El edamame ayuda con la depresión mediante la prevención de un exceso dehomocisteína en el cuerpo, lo que puede evitar que la sangre y otros nutrientes lleguen al cerebro. El exceso de homocisteína interfiere en la producción de las hormonas que nos hacen sentirnos bien como la serotonina, la dopamina y la norepinefrina, que regulan no sólo el estado de ánimo, sino también el sueño y el apetito.

 

Diabetes: Las personas que sufren de diabetes tipo 2 a menudo experimentan la enfermedad de riñón, causando el cuerpo para excretar una cantidad excesiva de proteínas en la orina. Evidencia de un estudio reciente ha indicado que los que consumían sólo la proteína de soja en su dieta excreta menos proteínas que las que consume sólo la proteína animal.

 

Fertilidad: Las mujeres en edad fértil que consumen más hierro de fuentes vegetales como el edamame/soja, las espinacas, la calabaza, los tomates o las remolachas tienen más posibilidades de quedarse embarazadas, según un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard (EEUU).

 

Niveles de energía: La falta de hierro en la dieta también puede afectar a la eficiencia con que el cuerpo usa la energía. El edamame es una gran fuente de hierro, junto con las lentejas, las espinacas y los huevos.

 

Osteoporosis: Las isoflavonas de la soja o el edamame son conocidas por disminuir la pérdida ósea y aumentar la densidad mineral ósea durante la menopausia.

Etiquetas: alimentaciónsalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS