¿Por qué beber cosas frías rápidamente produce dolor de cabeza?

Seguro que te ha ocurrido alguna vez. Tienes mucha sed y te ofrecen un refresco bien frío con hielos, pero tras el primer largo y ansioso trago te da un repentino dolor de cabeza. ¿Por qué se produce?

 

La clave está en la propia fisionomía humana. El cerebro no debe sufrir grandes y repentinos cambios de temperatura y la bebida, al pasar por la boca enfría rápidamente el cerebro por el propio intercambio de calor con la boca. Para contrarrestarlo la arteria anterior cerebral, una de las tres arterias cerebrales (junto con la cerebral media y la posterior) que irrigan la corteza cerebral, se dilata para conseguir atraer más calor por la sangre.

 

Esta rápida dilatación, además de atraer calor al cerebro cambiar súbitamente la presión del mismo, lo que genera este dolor de cabeza intenso. En el momento que la temperatura se estabiliza de nuevo y las arterias vuelven a contraerse y nivelarse la presión el dolor de cabeza remite.

 

Para evitar que nos duela la cabeza y los ojos al tomar alimentos o bebidas frías basta con ingerirlos pausadamente, permitiendo que el intercambio de calor en el interior de la boca se realice de manera más lenta.

Etiquetas: curiosidadesrefrescos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS