¿Por qué algunas carpas crecen tanto en los acuarios?

El carpín o carpa dorada es una de las mascotas acuáticas preferidas en los hogares. A lo largo de su vida, que en cautividad puede prolongarse más de diez años, algunos ejemplares crecen mucho –el mayor conocido vivía en 2010 en los Países Bajos y superaba los 45 centímetros–, pero su tamaño no parece estar relacionado con las dimensiones físicas de su hábitat, ya sean peceras, acuarios o estanques, como algunos propietarios sospechan.



Entre los factores que definen el porte de este pez ornamental de nombre científico Carassius auratus se encuentran, sobre todo, los genes, la alimentación, la temperatura y la calidad del agua. Por eso es importante renovarla a menudo, para eliminar los restos de la descomposición biológica y ciertas proteínas que impiden el crecimiento.



Asimismo, resultan determinantes sus hábitos sociales. El carpín tiende a formar grupos con individuos dominantes –los más grandes, a priori–, que ocupan los microhábitats donde hay acceso a los mejores alimentos.

 

Estos ejemplares se desarrollarán más que sus congéneres siempre que mantengan la hegemonía durante las primeras etapas de su vida, cuando el Carassius auratus da el estirón.

 

 

Etiquetas: animalesmascotasnaturaleza

Continúa leyendo

COMENTARIOS