¿Los ciclistas pesados corren más cuesta abajo?

En una bajada en línea recta, las fuerzas físicas se ponen del lado de los ciclistas más pesados. Pero la cosa cambia si hay curvas.

Se trata de uno de esos eternos debates que se dan en el mundo del ciclismo: muchos corredores de constitución delgada se quejan de que cuando bajan una cuesta al lado de un compañero más voluminoso deben pedalear para ir a su lado mientras que su compañero no ha de hacerlo. La física dice que la velocidad de caída de un cuerpo es independiente de la masa: cae a igual velocidad una bola de plomo y otra de plástico del mismo tamaño. Por lo tanto, podríamos suponer que, en el caso de los ciclistas, deberían llegar a la vez independientemente de su masa. Sin embargo, no es así.

SEGURO QUE TE INTERESA...

Cuando un ciclista baja una pendiente, hay tres fuerzas en juego: la componente paralela al suelo de su peso, que tira de él hacia abajo, y dos fuerzas de rozamiento. Una es la aerodinámica, que depende del área que ofrece al aire el cuerpo ciclista; la otra es la de la rueda contra el suelo. Una persona gruesa ofrece más área, pero también su peso es mayor, y este, al final, gana: la resistencia del aire va con el cuadrado de la velocidad y la masa incrementa al cubo la velocidad. Eso sí, solo si el descenso es en línea recta. Con curvas la cosa cambia debido a la fuerza centrífuga, que favorece al delgado.

Imagen: U.S. Navy

Etiquetas: curiosidadesdeportefísica

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS