¿La harina puede explotar?

Sí, en ciertas condiciones. La harina es el polvo fino que se obtiene de moler cereales u otros alimentos ricos en almidón. Se trata, pues, de un carbohidrato formado por cadenas de glucosa inflamable.

 

No hay problema si permanece inerte dentro de un recipiente, pero cuando está en suspensión sí es peligrosa, pues reúne los supuestos necesarios para la combustión: un gas comburente –oxígeno– y un combustible –granos de harina–. En un sitio cerrado, una chispa puede producir una explosión. De hecho, en los molinos antiguos estaban prohibidas las candelas y ha habido más de una tragedia por explosiones de harina.

 

El 2 de mayo de 1878, el Washburn A Mill de Minneápolis, por entonces el la mayor fábrica harinera de EE.UU., que ocupaba un edificio de 7 pisos, estalló violentamente. Murieron 18 personas y los edificios y carruajes vecinos resultaron dañados. ¿La causa de la explosión?: exceso de harina en el aire, un fenómeno que en inglés se conoce como "dust explosion", y que también ha sido detectado con altas concentraciones de azúcar, leche en polvo y polen.

 

Más recientemente, el 14 de abril de 2005 se registró una explosión en la Fábrica de Harinas Porta, en Huesca, que causó la muerte a cinco personas por quemaduras graves y heridas diversas, además de importantes daños materiales. Hoy en las industrias donde se maneja esta sustancia se trabaja con elementos de seguridad.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS