¿Se operan los árboles?

, se operan, y con buenos resultados. Miles de árboles enferman cada año y para ellos la cirugía forestal puede ser la solución definitiva y rentable, puesto que un árbol viejo crea tanto oxígeno como 2.500 jóvenes. Por eso, los árboles deberían sanearse antes de arrancarlos y sustituirlos.

Para ello, se cortan las ramas muertas de la copa y las hendiduras se tapan con apósitos especiales, lo que posibilita nuevos brotes. Además, se quitan las ramas y las raíces que están muy juntas. Si esto último es imposible, se cava un túnel para tener acceso a las raíces perjudicadas. También se sanean las cortezas dañadas, las zonas podridas o en proceso de putrefacción para liberarles de las posibles infecciones parásitas. Las heridas superficiales se curan con bálsamo y se les inyectan preparados para impedir alguna plaga de parásitos.


COMENTARIOS