¿Qué hay de cierto en la fábula de la cigarra y la hormiga?

Cuenta una conocida fábula que, tras pasar todo un verano cantando y ociosa, una cigarra se encontró sin alimento y decidió pedir a su vecina la hormiga algo que llevarse a la boca. Esta le ofreció granos de arroz acompañados de una moraleja: más vale prevenir que lamentar. ¿Merecen su fama de previsoras y afanosas las hormigas? Sin duda. Las hormigas cortadoras de hojas (Atta cephalotes), por ejemplo, son consideradas las primeras agricultoras del planeta, ya que en una sola colonia viven de cinco a diez millones de trabajadoras dedicadas a cortar, acarrear e integrar hojas en el jardín de hongos del que se alimentan. Mientras ellas reúnen el material foliar, la hormiga reina pone huevos, los soldadosprotegen el nido y las "trabajadoras de la basura" recogen el material inservible y lo colocan en vertederos. Otro dato curioso es que se ha comprobado que, prácticamente en todas las especies de hormigas, las más ancianas asumen trabajos de mayor riesgo. De acuerdo con Dawid Moron y sus colegas de la Universidad de Jagiellonian (Polonia), esto se debe a que es mejor para la colonia sacrificar una vida que está cerca de su fin que a un individuo joven.

En cuanto a las cigarras, no se les puede acusar de perezosas. Lo que sí es cierto es que los machos pasan el verano "cantando" -un sonido que producen con unas membranas llamadas timbales- y encaramados a un árbol, decuya savia se alimentan.

Etiquetas: animalescuriosidadesinsectos

Continúa leyendo

COMENTARIOS