¿Qué fragancias universales nos atraen más?

¿Qué determina nuestras preferencias por una determinada fragancia? Aunque no es fácil contestar a esta cuestión, en 2010 el neurobiólogo Rafi Haddad, del Instituto Weizmann de Israel, dio con una posible respuesta. Usando una nariz electrónica logró predecir con hasta un 90% de acierto los olores que resultaban placenteros para cualquier individuo, desde un israelí hasta un etíope. Y llegó a la conclusión de que nuestra afinidad por ciertos olores está predeterminada biológicamente y no culturalmente. Según sus experimentos, publicados en la revista Journal of Neuroscience, la lista de olores favoritos para el común de los mortales está encabezada por los aromas a lima, naranja, pomelo, menta y melocotón.

En cuanto a los mejores perfumes a la hora de ligar, Alan Kirsch, investigador de la Fundación para la Investigación y el Tratamiento del Olor y el Gusto de Chicago (EE UU), ha llegado a la conclusión de que la fragancia que más excita a un hombre es la mezcla de tarta de calabaza y lavanda, que consigue aumentar hasta un 40% el flujo de sangre que llega a sus órganos genitales. En las mujeres, por el contrario, Kirsch deduce de sus experimentos que lo que mejor funciona a la hora de aumentar la libido es el olor a polvo de talco.

 

Etiquetas: olfato

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS