¿Qué diferencia la piel de una persona joven de la piel envejecida?

Las por muchos "temidas" arrugas se deben a un deterioro estructural de la piel. Concretamente, lo que se daña con el paso de los años es el colágeno de la dermis, es decir, la capa más gruesa y firme de la piel, que se encuentra debajo de la fina epidermis. El colágeno consiste en proteínas que forman una estructura de apoyo en torno a las células de la piel. En la piel joven el colágeno es firme, elástico y abundante, "como un colchón nuevo", explica John Boorhees, dermatólogo de la Universidad de Michigan (EE UU). Pero igual que le ocurre a un colchón de espuma, con el transcurso del tiempo la piel que envejece comienza a hundirse y se arruga cuando su colágeno está disminuido y fragmentado. Esto se debe, entre otras cosas, al aumento de la producción de la enzima colagenasa que descompone el colágeno. Además, los fibroblastos, componentes críticos de la piel firme y saludable, pierden su estado normal de estiramiento.

Se calcula que las personas mayores de 80 años tienen cuatro veces más colágeno descompuesto que los veinteañeros. Y eso hace que la dermis, que ha perdido dos tercios o más de su espesor juvenil debido a la pérdida de colágeno, además de plegarse, se rasgue y se lesiona fácilmente.

 

Etiquetas: cuerpo humanocuriosidadespiel

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS