¿Por qué un soplido es frío y el aliento, caliente?

Muy Interesante
¿Por qué un soplido es frío y el aliento, caliente? La parte superior del aparato respiratorio calienta y humedece el aire que se dirige a los pulmones. Al soplar, el aire pasa más rápidamente por esta zona que cuando echamos el aliento, por lo que apenas tiene tiempo de calentarse. También entra en juego la percepción, como sucede con el aire de un ventilador: no está más frío que el del ambiente, pero lo sentimos así porque pasa muy rápidamente sobre la piel y favorece la transpiración. Lo mismo hace el fugaz soplido, mientras que el aliento, que se expulsa de forma más lenta, se percibe más caliente que el aire ambiental.

COMENTARIOS