¿Por qué se escancia la sidra?

La característica más peculiar de esta bebida que se obtiene de la fermentación del mosto de manzana es quizá la forma en que es servida: lanzada desde lo alto. De esta forma, cuando el líquido golpea contra el vaso se producen unas pequeñas burbujas de anhídrido carbónico que arrastran el aroma de la sidra. Precisamente, el vaso tiene una forma ancha para que se introduzca en su interior la nariz y se pueda apreciar el aroma de esta bebida. Según los consumidores más avezados, una vez que han desaparecido las burbujas, éste no se distingue tan bien, lo cual explica que los culines -la cantidad que se echa cada vez que bebe una persona- deban ser consumidos de un solo trago, justo después de ser escanciados. Los últimos restos se aprovechan para limpiar la parte del recipiente donde se colocan los labios, ya que el vaso suele compartirse.

Continúa leyendo

COMENTARIOS