¿Por qué nos gustan tanto las reposiciones televisivas?

¿Por qué nos gusta ver una y otra vez la reposición de ciertas películas y series de televisión, releer repetidamente un libro, escuchar un centenar de veces determinada canción o repetir un año tras otro el mismo destino vaccional? Cristel Russel, profesor de Marketing en la American University de Washington (EE UU), ha analizado la ciencia que hay detrás de este fenómeno tan extendido. Y ha llegado a la conclusión de que tras el hábito del reconsumo -entendido como el "consumo activo, voluntario deseado de una misma experiencia en repetidas ocasiones"- hay cinco propósitos: regresivo, progresivo, reconstructivo, relacional y reflexivo. En otras palabras, según Russell lo que nos empuja a ver reposiciones en el cine o volver al mismo destino turístico no es un sentimiento de nostalgia, sino mecanismos psicológicos mucho más complejos.

"Los consumidores obtienen experiencias más ricas y profundas cuando ven la reposición de una película o releen una novela", explican los autores. Pero, además, este fenómeno ayuda a ser más conscientes del paso del tiempo y a ligar experiencias pasadas, presentes y futuras; así como a reflexionar sobre nosotros mismos. A esto se suma que el reconsumo puede ser más eficiente (y satisfactorio) a nivel emocional que buscar experiencias nuevas, tal y como concluyen los investigadores en la revista Journal of Consumer Research.

 

Etiquetas: librospsicología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS