¿Por qué los "dummies" de las pruebas de colisión de los coches tienen ese nombre?

Los dummies son los maniquís utilizados en las pruebas de colisión de vehículos para comprobar la efectividad de los sistemas de seguridad que incorporan los coches. ¿Por qué tienen ese extraño nombre?

"Dummies" es, en realidad el plural de la palabra "Dummy", que en inglés significa literalmente "maniquí" aunque también se puede entender en un ambiente coloquial y familiar como "bobo" o "tonto". El primer Dummy de prueba se creó en Estados Unidos en 1949. Se llamaba Sierra Sam y se diseñó para comprobar el funcionamiento de los asientos eyectable de los cazas a reacción de las fuerzas armadas. Posteriormente se utilizarían para pruebas de coche y asumirían definitivamente el nombre de "dummies" tanto en su país de origen como en el resto de estados, como en el caso de España.

Ford, por ejemplo, desarrolló a mediados de los años 50 dos dummies con aspecto humano para investigar la eficacia de sus sistemas de seguridad. Los llamaron FERD I y FERD II y estaban construidos en acero (la zona que imitaba a los huesos) y de plástico duro y blando para simular los músculos y la piel.

Actualmente estos dispositivos son muy complejos, pudiendo llegar a superar los 50.000 euros de coste con todo el instrumental que requieren para su estudio y manejo. Como explica el ingeniero de seguridad de Ford, Jake Head, "los dummies de crash test de hoy en día son dispositivos muy complejos", y de ellos depende que los sistemas de seguridad activa y pasiva funcionen correctamente.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS