¿Por qué los hórreos son tan eficaces?

Antes de la llegada de la electricidad y de los sistemas de conservación en cámaras frigoríficas los seres humanos se las ingeniaban para conservar los alimentos de una manera muy eficiente. Es el caso de los hórreos, una especie de palafitos típicos del noroeste de España y que se vienen usando desde antiguo para almacenar el maíz. En los últimos años, la restauración de estas construcciones ha modificado alguna de sus características y se ha tendido a sellar las hendiduras del suelo pero, en contra de lo esperado, parece que los cambios no mejoran la eficacia del hórreo. Un estudio de la Universidad de Vigo ha confirmado que las ranuras del suelo son necesarias para la correcta conservación del maíz.


El trabajo se ha publicado en la revista Energy and Buildings y mediante un modelo matemático ha obtenido patrones de flujo de aire, gracias a los cuales se ha comprendido el papel fundamental que ejercen las ranuras en la ventilación. Las hendiduras reducen la temperatura en el interior del hórreo y esto es importante ya que, si esta aumenta demasiado, el maíz comienza a absorber la humedad ambiental y a pudrirse, como han indicado los responsables de la investigación a la agencia SINC.
Durante nueve meses los investigadores han obtenido datos de la temperatura interna de los hórreos gracias a sensores higrométricos colocados en los mismos. Las mediciones se han realizado en ausencia de carga de maíz, pero los científicos consideran que los patrones de circulación del aire no deberían de variar mucho de una situación a otra.
El estudio pone de manifiesto la eficiencia de estas construcciones que además necesitan muy poco mantenimiento. A pesar de todas las tecnologías actuales, los métodos tradicionales pueden ser una buena fuente de inspiración para lograr nuestros objetivos de manera sencilla y a bajo coste.

 

Etiquetas: matemáticas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS