¿Por qué lloramos con la cebolla?

No es por emoción o pesadumbre. Al partir la cebolla, nuestros ojos se irritan porque producimos roturas celulares que permiten a un enzima llamada alinasa entrar en contacto con una molécula inodora presente en el interior de este producto. Esta combinación genera ciertas moléculas, entre ellas propanotial que, al penetrar en el ojo, provoca irritación ocular y lagrimeo por su contacto con el agua. También el ácido sulfúrico que produce contribuye a dañar la membrana conjuntival. Por ello, el remedio casero de cortar la cebolla bañándola previamente en agua da buenos resultados, ya que así se disuelve el propanotial antes de que llegue a los ojos.

 

 

Etiquetas: curiosidadesquímica

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS