¿Los lobos pueden domesticarse?

Los lobeznos criados en contacto con los humanos reproducen con ellos el esquema familiar típico de los cánidos. Así, enseguida identifican al macho y a la hembra alfa, que se corresponden con los individuos dominantes de la manada, y buscan su lugar en ésta, que puede estar detrás del animal de compañía con el que se ha criado, como un perro e incluso un gato. Ahora bien, el lobo no es una criatura mansa, pues basta que una persona u otro animal extraño aparezca en su entorno para despertar su instinto territorial y desencadenar un fuerte ataque contra el intruso. Además, los machos adultos también luchan por ocupar el puesto alfa, aunque éste esté ocupado por un ser humano. La imagen domesticada del lobo fue popularizada por Félix Rodríguez de la Fuente (1928-1980), que consiguió hacerse el jefe de un grupo de siete.

Continúa leyendo

COMENTARIOS