¿Los humanos nos aclimatamos al frío?

Observando a los aborígenes nativos del desierto australiano de la tribu Pitjandjara, que normalmente se ven expuestos a bajas temperaturas por la noche (0ºC) mientras duermen al aire libre y desnudos, los científicos han comprobado que duermen a más profundidad y mantienen mejor la temperatura corporal (35-36ºC) que el común de los mortales. La piel de estos sujetos también se mantiene más irrigada y el metabolismo les suministra más energía a las células y tejidos. En este sentido, todo apunta a que la exposición repetida al frío sí genera cambios fisiológicos.

Por otro lado, un estudio publicado en la revista European Journal of Phsysiology revelaba que la exposición diaria al agua fría en deportistas reduce su temperatura basal, así como la sensación de frío al estar expuestos a bajas temperaturas. Y también incrementa la grasa corporal subcutánea.

 

Etiquetas: curiosidades

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS