¿Los gorditos son más felices?

Investigadores de la Universidad McMaster (EE UU) han descubierto nuevas evidencias genéticas que ayudan a entender por qué unas personas tienden a ser más felices que otras. Concretamente han hallado pruebas de que el gen FTO -uno de los principales responsables genéticos de la obesidad- se asocia a una reducción del riesgo de depresión. En otras palabras, además de un gen de la obesidad podría considerarse un "gen de la felicidad", tal y como concluyen los autores del estudio en la revista Molecular Psychiatry.

Aunque admiten que la diferencia del 8% hallada es modesta, los científicos están satisfechos por haber identificado una nueva base molecular para la infelicidad, así como un vínculo que relaciona depresión y obesidad a nivel cerebral. Independientemente de su relación con la masa corporal, afirman los autores del trabajo, no cabe duda de que el gen de la obesidad también protege contra la tristeza crónica.


Etiquetas: felicidadgenéticaobesidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS