¿Los animales "mienten" por sexo?

En la naturaleza, hacer trampas y engañar para ligar no está del todo mal visto. Según un estudio francés de la Universidad de Lyon publicado en la revista Animal Behaviour, las ranas arbóreas macho (Hyla arborea) más pequeñas se colocan cerca de sus rivales de gran tamaño para que las hembras crean que sus llamadas de cortejo son más potentes de lo que realmente son. Se trata de "tácticas parásitas" en las que los anfibios más diminutos, a la hora de competir por las hembras, aprovechan la energía invertida en la llamada por otros machos más grandes para poder ligar. De este modo evitan la desventaja que les supone ser más pequeños a la hora de buscar pareja.

Este comportamiento se manifiesta sobre todo al final de la noche, y es menos frecuente al atardecer. Y se potencia cuando una rana pequeña se enfrenta a competidores más "atractivos", según concluyen los autores de la investigación.


 

Etiquetas: animalessexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS