¿Llegaron del espacio las primeras bacterias?

 

 

Aunque no sabemos si la vida se originó fuera de la Tierra, un nuevo estudio publicado en la revista Astrobiology demuestra que, al menos el transporte de microorganismos entre planetas, es técnicamente posible. Estos hallazgos apoyan la teoría de la litopanspermia, que postula que las formas de vida básica se pudieron dispersar por el Universo a bordo de rocas expulsadas de los planetas por erupciones volcánicas o colisiones de asteroides.

Los investigadores, de la Universidad de Princeton (EEUU), demuestran en su trabajo que el transporte interplanetario de bacterias es posible si los planetas están lo suficientemente cerca entre sí como para intercambiar porciones de material sólido. Para ello, realizaron simulaciones por ordenador del cúmulo de estrellas en el que se formó el Sol y comprobaron que la litopanspermia es posible debido al proceso de transferencia débil, en el que los fragmentos sólidos se alejarían lentamente de la órbita de un objeto y pasarían a la órbita de otro. "Esta investigación demuestra que la litopanspermia es un hecho factible", afirma Edward Belbruno, de la Universidad de Princeton. "De corroborarse este mecanismo, las implicaciones para el estudio de la vida en todo el Universo serían enormes. Este proceso de intercambio de microorganismos podría haber ocurrido en cualquier parte", añade.

Por otro lado, para demostrar completamente la teoría sería necesario comprobar que los microorganismos pueden sobrevivir tanto al viaje a través del espacio, como a los impactos de la salida del planeta de origen y de la llegada al destino.

 

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS