¿En qué se diferencian los pescados azul y blanco?

El pescado azul, como el besugo, el atún, el jurel, la sardina, la palometa y el salmón, se diferencia del blanco o magro, como la merluza, la pescadilla, el rodaballo y el rape, en su contenido graso. El pescado azul es el que tiene más de 5 gramos de grasa por cada 100 gramos de carne comestible; y el blanco, el que posee menos de esta cantidad.

Además de la cantidad de grasa, los nutrólogos tienen en cuenta el tipo de grasa que aportan en la dieta. Los pescados azules son más ricos en grasas insaturadas, como los ácidos grasos oleico, linoleico y omega-3, que favorecen la prevención y el tratamiento del colesterol. No obstante, la proporción de ácidos grasos en un pescado depende de una serie de factores, como la especie, la edad, el tamaño, la dieta y la época del año que se pesca.

 

Omega 3 contra el dolor

Etiquetas: alimentacióncolesteroldieta

Continúa leyendo

COMENTARIOS