¿El estrés del ganado empeora la calidad de la carne?

El miedo hace que un animal que no sufre un trato adecuado genere estrés y deje de alimentarse. Varios experimentos han demostrado que reduciendo este estrés se consigue aumentar la productividad y mantener la calidad de la carne. Sin embargo, cuando el animal está agitado y nervioso o se le maltrata antes del sacrificio, el incremento de peso es significativamente menor y la carne bastante más dura. El ganado que está habituado al contacto con la gente, tanto a pie como a caballo, tiene un comportamiento más relajado y dócil. La primera experiencia de un animal con un corral, una persona o un equipo nuevo le va a marcar para el resto de su vida. Si la primera vez se le aplica un procedimiento muy doloroso o desagradable, será más difícil conseguir que el animal vuelva a entrar en ese lugar.

Etiquetas: alimentaciónnutrición

Continúa leyendo

COMENTARIOS