¿El aumento de la inmigración provoca más delincuencia?

El incremento de la población inmigrante en España no ha hecho aumentar la delincuencia, según un último estudio de la Universidad Carlos III (Madrid). Los resultados también revelan que en los lugares con mayores oportunidades económicas se producen más delitos, y que los varones jóvenes son el sector de la población con más tendencia a delinquir.

Los investigadores midieron la probabilidad de cometer delitos según diferentes características ambientales e individuales como el nivel educativo, edad, sexo, idioma, nivel de desempleo provincial o PIB (Producto Interior Bruto) per cápita, utilizando datos del Ministerio del Interior del periodo 1999-2000. Los resultados revelaron que no se puede establecer una relación clara entre inmigración y delincuencia. "La criminalidad en España es baja en comparación con el resto de Europa", ha explicado a SINC César Alonso-Borrego, uno de los autores. "En los últimos años los índices de delincuencia han aumentado ligeramente, mientras que la población inmigrante ha crecido a un ritmo mucho mayor".

El estudio, publicado en la revista American Law and Economics Review, reveló también que en los lugares con más oportunidades económicas se concentra la mayor cantidad de delitos. Por otro lado, y al igual que en otros países, el colectivo responsable de la mayor parte de los delitos es el de varones jóvenes.
Además, el idioma y el nivel educativo también influyen en la probabilidad de delinquir. "En particular, entre los de habla hispana y, en menor medida, los procedentes de la Unión Europea, hay menos problemas de delincuencia. Asimismo, el nivel de educación de los inmigrantes, relativamente elevado respecto a los nativos, explica también que el efecto de la inmigración sobre la delincuencia sea moderado", han afirmado los investigadores.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS