¿De qué está hecho un traje ignífugo?

Estas vestimentas, utilizadas frecuentemente por algunos pilotos y servicios de extinción de incendios, contienen materiales sintéticos termorresistentes, como el Nomex o el Teflón, ambos desarrollados por la multinacional DuPont. El Nomex, por ejemplo, es un compuesto artificial que no arde y no se derrite cuando entra en contacto con las llamas. Es más, si es expuesto a una fuente muy intensa de calor, la parte externa se carboniza y se vuelve más gruesa, lo que en definitiva disipa el calor y hace que aumente el nivel de protección; así mismo, su entrelazado interno reduce la transferencia de temperatura.

El Teflón, por su parte, muestra una gran resistencia a los agentes químicos y también a las altas temperaturas. Además, puede pegarse a sí mismo, por lo que se suele usar para recubrir las costuras de los trajes. Cuando estos se usan en tareas más especializadas, se pueden combinar además con capas de otros materiales, como el PVC y el neopreno.




COMENTARIOS