¿Compramos más o menos rodeados de una multitud?

Aunque nos atraen las tiendas llenas de gente, los seres humanos no somos especialmente propensos a comprar en comercios abarrotados de personas, según se desprende de un estudio publicado hace un par de años en la revista Journal of Consumer Research. Para llegar a esa conclusión, investigadores estadounidenses de la Universidad de Nueva York y de la Universidad de Pensilvania analizaron datos de hábitos de compra usando un sistema electrónico llamado Pathtracker, que reveló que, aunque nos movemos con más frecuencia por las zonas donde se acumulan otros compradores, al llegar a ellas nos cuesta más comprar un producto. Además, el estudio reveló que cuanto más tiempo pasamos en una tienda más tendemos a recorrer  las zonas que teníamos planeadas y ceñirnos a los productos que incluía  nuestra lista de la compra original.

Las investigadores también revelan que tras adquirir un producto "virtuoso" (como un alimento sano, o una prenda para hacer deporte) somos más propensos a comprar también algún "vicio", por ejemplo un aperitivo rico en grasas y azúcares.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS