¿Cómo se sube el hormigón a un rascacielos?

La fórmula que se utiliza para subir el hormigón a grandes alturas, sobre todo a los rascacielos, siempre es la misma. Se trata de una maquinaria compuesta por una serie de bombas que impulsan la mezcla hacia arriba. Este proceso se completa con la utilización de una manguera aspiradora para que el hormigón alcance una mayor altura. Existen dos tipos de bombas, la estacionaria, que es mecánica y lo lleva a través de una tubería, y la pluma, que está equipada con un brazo articulado. Con una del primer tipo se alcanzó un récord en el bombeo de hormigón en vertical el pasado mayo en el complejo Burj Dubai, que se está alzando en los Emiratos Árabes. La mezcla llegó a subir a una altura de bombeo de 452,02 metros para alcanzar la planta 125 ?nivel 126?. El Grupo Putzmeister (www.putzmeister.es) consiguió la gesta. Estos sistemas se utilizan habitualmente en la construcción de edificios muy altos, como es el caso de las torres que se están levantando en la antigua ciudad deportiva del Real Madrid, junto al Paseo de la Castellana de la capital de España.

 

Continúa leyendo

COMENTARIOS