¿Hay robots flexibles?

Los tentáculos del pulpo y la anatomía de las serpientes están inspirando máquinas más versátiles y eficaces.

También te puede interesar: Robots inspirados en la naturaleza

Los fabricantes de la mayoría de los robots se inspiran en animales con esqueletos rígidos. Así, sus máquinas resultan más fáciles de construir y programar, y de comportamiento más predecible. Pero esto las limita a patrones de movimiento muy particulares y que pueden quedarse cortos en determinados escenarios, de ahí que algunos expertos hayan comenzado a tomar como modelo los tentáculos del pulpo o los cuerpos de las serpientes.

En lugar de componerse de grandes piezas rígidas, estos robots cuentan con varios módulos independientes encadenados que se mueven de forma autónoma. Algunos incluso están construidos con materiales flexibles, como goma, o con metales inteligentes capaces de cambiar de forma al recibir una corriente eléctrica o calor.

Esto los convierte en máquinas idóneas, por ejemplo, para buscar entre los escombros o moverse por terrenos irregulares con facilidad y con un gasto energético menor que los robots con otros sistemas de propulsión. También pueden coger objetos de diferentes tamaños con seguridad, como nosotros hacemos con los dedos. Su movimiento es mucho más natural y recuerda al de los seres vivos.

El potencial de estos flexirrobots es tal que hay ya una asociación de investigadores y fabricantes dedicada solo a este campo: RoboSoft. La organización celebra un encuentro anual para mostrar los diseños más avanzados y lo último en materiales, técnicas de fabricación o software.

Foto (The Biorobotics Institute): Octopus, creado por los científicos Richard Bonser y Cecilia Laschi, percibe, agarra y estruja objetos como lo haría un pulpo. Es un robot para tareas submarinas.  

Etiquetas: robotsrobóticatecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS