¿Es malo correr descalzo?

Correr sin zapatos o con calzado minimalista se ha puesto cada vez más de moda entre las personas que practican running. De hecho, tiene su propia etiqueta: “barefoot running”. Pero, ¿es realmente beneficioso o perjudicial para nuestro cuerpo?

 

Varios estudios llevados a cabo por el biólogo Daniel Lieberman de la Universidad de Harvard (EE.UU.) y recogidos por la revista Nature, ponen de manifiesto que los corredores descalzos evitan pisar con el talón, asentándose en cada zancada en la parte delantera o intermedia del pie, lo que reduce el impacto contra el suelo y vuelve innecesaria la amortiguación presente en los talones de las zapatillas deportivas que más se utilizan en la actualidad. Estos resultados son equiparables incluso en las superficies más duras.

 

¿Es mejor correr descalzo? Los investigadores están de acuerdo en que aún se precisan de más estudios que prueben si correr de esta forma provoca menos lesiones que quienes lo hacen con calzado.

 

Convencidos de que nuestra anatomía está preparada para ello, lo que sí recomiendan los expertos es no cambiar de un sistema a otro de forma radical porque, al no estar acostumbrados, sobrecargaríamos los músculos y tendones, lo que podría derivar hacia una lesión. Para empezar, correr descalzos por la playa un día al mes, puede ser la mejor forma de empezar e ir incrementando el “barefoot running” poco a poco a nuestra rutina de ejercicio.

 

Etiquetas: curiosidadessalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS