¿Cuál es el origen de los francotiradores?

En la actualidad, este término se refiere a cualquiera que dispare escondido desde cierta distancia, incluidos los terroristas o asesinos a sueldo que actúan por su cuenta, pero originalmente surgió en el ámbito militar.

 

La palabra procede del francés franc-tireur, que ya en 1792 se aplicaba a una tropa de rápida movilización operativa en terrenos montañosos. Soldados expertos en el tiro a distancia y armados con fusiles Baker fueron también usados por los ingleses contra las tropas napoleónicas en España.

 

De marca Kentucky serían las armas de los francotiradores que actuaron en la guerra de Secesión norteamericana (1861-1865). Pero la palabra se popularizó internacionalmente en la guerra franco-prusiana de 1870, cuando los mejorados fusiles de largo alcance usados por los soldados galos llevó a los alemanes a llamarlos franc-tireurs. Las muertes causadas a distancia por estos disparos provocarían la venganza de los germanos en la Primera Guerra Mundial, en la que usarían la misma técnica y se cebarían con los civiles. 

 

La Segunda Guerra Mundial elevó a algunos de estos combatientes solitarios al rango de héroes, como el ruso Vasili Záitsev, que en el asedio de Stalingrado causó unas doscientas víctimas entre los alemanes. O el aún más letal Simo Häyhä, un francotirador finlandés que, en la guerra que enfrentó a su país con Rusia en 1939, segó la vida de 505 soviéticos.

Etiquetas: Primera Guerra Mundial

Continúa leyendo

COMENTARIOS