¿Cómo se forman las rocas hexagonales?

Estas curiosas formaciones rocosas deben su existencia a la acumulación vertical de lava, solidificada en forma de columnas que pueden llegar a alcanzar los 12 metros y cuyas paredes constituyen un prisma poligonal, por lo general, de seis lados.

 

Su aparición depende del proceso de enfriamiento del magma después de una erupción. Si el fenómeno ocurre de manera rápida en la misma superficie del cráter o sus alrededores, la lava dará lugar a piedra basáltica, compuesta por cristales muy pequeños.

 

El material, una vez solidificado, tiene tal dureza que no sufre las consecuencias de la erosión con la misma intensidad que el terreno adyacente, por lo que las columnas acaban emergiendo con el paso del tiempo por la acción de los fenómenos meteorológicos.

 

Uno de los paisajes basálticos más famosos del mundo es el de la llamada Calzada de los Gigantes, situada en el condado de Antrim (Irlanda del Norte) y formada por unas 40.000 columnas hexagonales de basalto. Según la leyenda, fue construida por seres mitológicos para unir el paso entre Escocia e Irlanda. En España también se pueden encontrar formaciones a base de columnas de este tipo en Los Órganos (isla de La Gomera, en Canarias); bajo el pueblo de Castellfullit de la Roca (Gerona) y en el afloramiento volcánico de Frúniz (Vizcaya).

 

 

Etiquetas: cienciageología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS