¿Cómo se clasifican las erupciones solares?

Una erupción solar es la liberación espontánea de energía en nuestro astro y que está asociada con la reconexión de las líneas del campo magnético del Sol para estabilizarse. Gracias a las nuevas tecnologías los científicos son capaces de monitorizar continuamente la actividad solar. Por ejemplo, el Observatorio de Dinámica Solar, el Solar Heliospheric Observatory (SOHO) de la NASA, es una de ellas.

 

Precisamente el SOHO, por medio de su telescopio ultravioleta captó el 4 de noviembre de 2003 a las 19:29 GMT la mayor erupción que se ha detectado en la historia. En dicha erupción (la de la fotografía) el Sol liberó una energía equivalente a un billón de bombas atómicas como la lanzada en Hirosima en unos pocos minutos.

 

Para saber cómo de potente son estas emanaciones, se clasifican en función de la energía que liberan en la banda de los rayos X. Existen de este modo tres categorías: C, M y X, subdivididas en 10 clases. Así pues, las erupciones M1 son 10 veces más potentes que las C1, pero 10 veces menos potentes que una erupción X1.

 

Esta erupción fue tan brutal que rebasó el límite superior de la categoría X, la X10. Según los últimos análisis dados a conocer por la ESA, la erupción alcanzó el nivel X28, es decir, fue 28 veces más potente que una erupción de clase X1. Eso significa que emitió unos mil millones de toneladas de materia a unos 2.300 km/s, es decir, unos 8.2 millones de km/h.  

 

Etiquetas: ciencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS