¿A qué velocidad leemos?

Una tasa "adecuada" de palabras leídas por minuto en voz alta está entre 100 y 130 palabras. La lectura silenciosa es más rápida, y suele desarrollarse a un ritmo de 200 palabras por minuto.

Sin embargo, según explica Ramón Campayo, considerado "el mejor memorizador del mundo", en su libro Desarrolla una Mente Prodigiosa, leer a esta velocidad supone perder tiempo, perder concentración y dificulta la retención, ya que los datos quedan demasiado espaciados entre sí. Él propone una técnica alternativa que, en lugar de seguir linealmente las palabras de un renglón, hace que los lectores avancen mediante saltos muy rápidos haciendo paradas en grupos de 4 a 6 palabras cada 0,25-0,75 segundos. En cada una de esas paradas, explica Campayo, se obtiene una "fotografía" del conjunto de vocablos en lugar de tener que sumar sucesivamente el significado de cada palabra al de la siguiente hasta encontrar un sentido. Si se hace por el método tradicional "sentimos un cansancio prematuro, causado por realizar seis veces más fijaciones con la vista sobre el texto, así como por ese esfuerzo inconsciente que hacemos al tener que retener las palabras aisladas en la memoria".

Para practicar la técnica de lectura rápida, que permite leer a un ritmo de 1.000 palabras/minuto, Campayo propone empezar a practicar señalando con un bolígrafo cada grupo de seis palabras que queremos "leer o fotografiar". Y recomienda que el texto que leamos esté colocado horizontalmente y no torcido, para facilitar el rápido movimiento de los ojos, y a una distancia de al menos 30 centímetros de nuestros ojos.

"Leer tan deprisa es posible porque la velocidad mental que tenemos para retener los datos de cualquier información que percibimos es muy superior a la velocidad de lectura", asegura este campeón mundial de memorización y lectura rápida. Y pone un ejemplo: en el cine, podemos captar una información equivalente a unas 60.000 palabras/minuto. Por lo tanto, leyendo a 200 palabras/minuto "ralentizamos el proceso de memorización".

Etiquetas: leermemoria

Continúa leyendo

COMENTARIOS