¿A qué velocidad corre la lava?

No hay una respuesta precisa, ya que la roca fundida que expulsan los volcanes durante una erupción no siempre avanza al mismo ritmo. La media ronda los 40 km/h, pero depende del tipo de material y su composición, del volumen de magma despedido y de la orografía del terreno.

 

El frente de una colada de lava que contiene poca sílice y presenta un pH básico –las más fluidas– se desplaza a unos 10 km/h sobre un terreno poco inclinado. Sin embargo, cuando circula por los canales o surcos que forma la lava solidificada en la ladera del volcán, llega a alcanzar los 60 km/h.

 

Si el magma es ácido y rico en sílice, será más denso y viscoso, por lo que solo recorre unos pocos metros cada hora, incluso en una pendiente. Los ganadores de la carrera son los materiales piroclásticos expelidos durante una erupción de tipo explosivo.

 

Esto ocurre cuando el material se solidifica en forma de cúpula sobre el cráter, con lo que la presión de los gases y el vapor de agua despiden el magma a toda caña, hasta más de 200 km/h. El flujo magmático se vuelve más lento a medida que se enfría y se deposita en la falda del volcán.

 

Etiquetas: naturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS