Victoria vegana contra Dinopollo

Hemos convocado junto al club de escritura Fuentetaja el Concurso de Noticias del Futuro. Este es uno de los relatos ganadores.

El concurso consistía en narrar una noticia como si nos encontráramos en el año 2050. Este es uno de los relatos finalistas en la categoría de Salud y lo ha escrito Carmen Redón.

DinoPollo USA, la empresa internacional de comida rápida elaborada con carne de dinosaurio debe retirar de su carta los menús "Extinct Chicken XXL", "Caesar Drumsticks 40 pieces" y "BBQ DinoCostis".  La medida se hará efectiva a partir del 20 de junio de 2050. Con la prohibición del dinopollo como alimento apto para el consumo humano las acciones de la empresa han caído en picado.    

"Los dinosaurios no son comida" reza el cartel de Marcus Parsley, instigador del movimiento vegano contra la compañía alimenticia. El comúnmente denominado “dinopollo" es en realidad un apatosauro, un herbívoro del período jurásico que ha sido traído a la vida gracias a las técnicas regenerativas del Genlab, Toronto. "Nos horroriza que una compañía pueda comprar la patente de un bondadoso ser extinto para convertirlo en comida basura" denuncia el activista.

Un niño regordete llora y patalea ante un mostrador cerrado de DinoPollo. Su madre se muestra indignada. "Debemos aceptar la realidad: nuestra gran nación está superpoblada y los dinopollos podían satisfacer las necesidades alimenticias de las nuevas generaciones", afirma estrujando los mofletes de su hijo mientras recibe el abucheo de varios manifestantes.

"No es simplemente una acción anti carnívora. Está en duda que podamos digerir una proteína de hace eones sin que suframos efectos secundarios”, nos comenta la nutricionista Sarah Bennet. “Además, cada uno de estos menús contiene más del triple de las calorías que se necesitan a diario". De hecho, en 2049 la compañía patentó los asientos "Isquiosaurios" llamados así por su tamaño extra grande y para no herir la sensibilidad del 70% de los obesos mórbidos que forman parte de su clientela diaria.

"Mi sueño de un parque temático se malogró cuando descubrimos que tenían un sabor estupendo", lamenta Jeremiah Ashcroft el multimillonario fundador de DinoPollo USA mientras se abrocha una americana de piel de reptil. "La gente ya no se maravilla por nada, su hambre de conocimiento se ha convertido en hambre a secas". Una lágrima recorre su mejilla mientras un camión que iba directo al matadero libera una estampida de apatosaurios que crean desperfectos incalculables en el corazón de Denver, Colorado.

En la categoría Tecnología-Ciencia el ganador ha sido el texto de Ernesto Goñi Montero, bajo el titular 'Confirmada la existencia del multiverso'. Por su parte, Alejandro Rubio Zamora ha sido el creador del texto vencedor en la categoría Sociedad-Vida Cotidiana, 'El asesino de Parla utilizó un cuerpo falso para huir'.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar