Noches inolvidables

Noches inolvidables Si está planeando un viaje, quizá le interese antes echar un ojo a la curiosa recopilación, espléndidamente ilustrada, de Hoteles insólitos,de Steve Dobson (Jonglez, 25 euros), 50 propuestas de esas que dejarána sus amigos con la boca abierta. Hay varias casas construidas sobreárboles, establecimientos de hielo, una cabaña sin electricidadescondida en el bosque, iglúes de vidrio para contemplar la auroraboreal y hasta tubos de hormigón y grúas industriales. Para todos losbolsillos (desde 20 euros a más de 1.000 euros por noche) y exigencias de comodidad... y en los lugares más insospechados del planeta en 23 países diferentes. Para acceder a uno de estos hoteles, submarino para más señas, es necesario equiparse con botellas de oxígeno. También se puede dormir en un radar de la Fuerza Aérea Norteamericana perdido en el corazón de la selva ecuatorial o acurrucarse al calor de un zapato gigante.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar