Menudas historias

menudas-historiasEn la dedicatoria de Menudas historias de la Historia (La Esfera de los libros), su autora, la periodista Nieves Concostrina, menciona a los profesores de Historia que no supieron atraer a sus alumnos porque impartían esta materia hurtando "la diversión y la simpatía que la Historia guarda entre líneas".

En MUY HISTORIA conocemos de primera mano la pasión de nuestros lectores por las sabrosas anécdotas históricas. Sabemos, además, que muchos de ellos se enganchan a la HISTORIA, con mayúsculas, a través de estas pequeñas historietas menores, y por eso siempre incluimos unas cuantas en cada número de nuestra revista.

Nieves Concostrina es autora de Polvo eres, una obra anterior dedicada al mundo de los muertos, y ahora nos deleita con algunos de los sucesos más sorprendentes, curiosos y desconocidos de la Historia. Desde el último auto de fe de la inquisición, que llevó en 1826 al cadalso a un maestro que no llevaba a sus alumnos a misa, hasta la nominación de Hitler al Premio Nobel de la Paz, el libro se acerca a determinados episodios, unos más trascendentes que otros, que no suelen figurar en los textos académicos pero que, en muchas ocasiones, ofrecen la clave para acercarse a la Historia desde una dimensión más interesante y cercana. Sus ventajas están claras: anécdotas como éstas estimulan la curiosidad y empujan a profundizar en el conocimiento de nuestro pasado.

Palma Lagunilla

Etiquetas: anécdotascuriosidadeshistoria

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar