La bóveda celeste

boveda-celesteGalileo Galilei tuvo dos hijas de su relación con Marina Gamba: Virginia y Livia. Ambas ingresaron pronto en el convento de San Matteo de Arcetri pero mientras Virginia pronto tomó notoriedad, poco se sabe de Livia. Carmen Resino aprovecha la poca información sobre aquella joven para novelar su existencia en La Bóveda Celeste (Editorial Roca).

 

La deslumbrante Italia del Barroco y la Contrarreforma enmarca la historia de Livia, que sufría frecuentes trastornos nerviosos. La hija del astrónomo quedó marcada por la muerte de su hermana, un drama del que sólo revivió gracias a la estrecha relación con Viviani, el joven ayudante de Galileo Galilei.

Ana Ormaechea

Etiquetas: astronomíalibros

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar