Humor y filosofía, por fin juntos

pequenahistoria Se titula Una pequeña historia de la filosofía (Oniro, 15 euros), y en su cubierta Platón y Aristóteles debaten mientras pasean en una adaptación al cómic del cuadro La escuela de Atenas de Rafael. Con todo esto, a primera vista parece un libro infantil, pero se trata de una obra para adultos dispuestos a hacer un repaso a las vidas y obras de los pensadores más relevantes de la filosofía desde la ironía y el humor del poeta, narrador y ensayista pamplonés Ramón Irigoyen.

Dos son los principales "delitos ideológicos" que este helenista denuncia y desgrana con guasa. Por un lado, la manipulación perpetrada por los historiadores sobre la cronología de Demócrito, que refleja la guerra entre el idealismo y el materialismo aún vigente. Por otro lado, analiza y documenta la exclusión de las mujeres en la historia oficial del pensamiento. Y lo hace a través de multitud de anécdotas, comparaciones y conexiones con la actualidad. "La filosofía de Heidegger hay que leerla desde el éxito del Aserejé", afirma, por ejemplo, el autor. O también: "Platón, el delincuente que parió un diálogo detrás de otro para aniquilar el materialismo de su coetáneo Demócrito sin, por supuesto, citarlo jamás, porque ya entonces al enemigo no se le daba ni agua". Sin pelos en la lengua, porque, como demuestra Irigoyen, la práctica de la filosofía también puede ser irreverente y divertida.

Esperanza G. Molina

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar