Exposición ?Brain:The inside story?

brain-nyEl Parque de las Ciencias de Granada coproduce, junto al Museo Americano de Historia Natural (AMNH) y al museo chino Guangdong Science Center, la exposición Brain: The inside story, que se acaba de presentar en Nueva York y que, a partir de 2011, viajará a China y posteriormente a Granada, primera cita europea de su itineración.

La exposición Brain. The inside story "nos introduce en el órgano más complejo del cuerpo humano: el cerebro, ese gran procesador de información que interpreta las percepciones del mundo exterior y controla nuestras acciones", explica Javier Medina, director del Área de Ciencias y Educación del museo granadino. "Los visitantes descubren cómo funcionan los sentidos, cómo se producen las emociones y los pensamientos, cuándo comprendemos y cómo cambia a lo largo de la vida", añade.

La exposición se verá en Nueva York estructurada en cinco áreas: "El cerebro que siente", "El cerebro emocional", "El cerebro pensante", "El cerebro en desarrollo" y "El cerebro del siglo XXI". Entre los elementos que se exhiben, destacan el cerebro humano plastinado que han enviado desde el Parque de las Ciencias, así como las obras del artista español Daniel Canogar, especialmente su instalación inmersiva, que evoca la comunicación incesante que ocurre entre los más de cien mil millones de neuronas que pueblan nuestro cerebro, que cada segundo generan millones de impulsos nerviosos. Esta instalación está diseñada con material reciclado y tiene una dimensión de 4,5 metros de ancho por 12 metros de largo.

El área dedicada al entendimiento de las emociones humanas también merece una especial atención, según Medina. "En este espacio podemos ver cómo trabaja el cerebro cuando estamos tristes o alegres; o descubrir la diversidad de neurotransmisores que median entre los distintos estados emocionales", explica.

Interactuar para aprender


De acuerdo con la Directora de Módulos Interactivos del AMNH, Helene Alonso, ésta es la exposición "más interactiva" que el Museo Americano de Historia Natural ha producido hasta el momento. "En la mayor parte de la exposición el público tiene que intervenir para aprender", nos cuenta Medina. Así, en Brain. The inside story se pueden encontrar desde una mesa interactiva de neuronas en la que se crean redes neuronales con el movimiento de las manos, hasta un interactivo de idiomas en el que se muestra cómo el ser humano pierde la habilidad de pronunciar fonemas desconocidos y otros sonidos si no los desarrolla desde la infancia. Incluso hay puzzles donde se invita a montar las piezas de los "rompecabezas" y compararlos con el cerebro humano, relacionando las zonas cerebrales con la actividad que coordinan.

Etiquetas: cerebroemociones

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar