Críticas de pega

lemAdscrito por pereza intelectual a la ciencia ficción, Stanislaw Lem (1921-2006) no suele figurar en las listas serias de los grandes escritores del siglo XX. Es como si encerráramos a Kafka, Borges o Italo Calvino -con los que, por cierto, tiene mucho en común- en los estrechos lindes de la literatura fantástica. De la ambición artística de Lem es buena muestra Vacío Perfecto (Impedimenta, 21,95 euros), una especie de "ficción al cubo", ya que se trata de una falsa colección de falsas reseñas sobre falsos libros (con un falso prólogo firmado por un ¿falso? Lem).

El escritor polaco se inventa, pues, un género para escapar de las rigideces de la narrativa tradicional y dar rienda suelta a su libérrima concepción de la literatura: hay irónicas reflexiones sobre los límites de la ficción, críticas encubiertas a la anemia creativa de los tiempos modernos, amagos de novela, cuentos fantásticos disfrazados de reseña ultraculta, simulacros de erudición, distopías, ensayos sobre la sexualidad y la inteligencia artificial... Tenemos que conceder la razón al prologuista "real" de esta oportuna recuperación, el crítico Andrés Ibañez: "Este exiguo volumen, que se lee en tres tardes, equivale, en información y tiempo mental, a tres meses de apasionante y dedicada lectura".

Pablo Colado

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar