Beatrice de Gelder: 'Con el consciente solo tenemos una imagen a vista de pájaro'

Entrevistamos a Beatrice de Gelder, una conocida neurocientífica cognitiva y neuropsicóloga de la Universidad de Tilburg (Holanda).

Entre sus áreas de investigación se encuentran el procesamiento neural y conductual de las emociones tanto de expresiones faciales como corporales, la percepción multisensorial y la interacción entre los procesos auditivos y visuales, así como la percepción no consciente en pacientes con problemas neurológicos. Es autora de numerosos libros y publicaciones. De Gelder estará presente en el VII Congreso de Mentes Brillantes organizado por El Ser Creativo y que se celebrará los días 13 y 14 de octubre en el Teatro Circo Price de Madrid.

 

 

La línea entre lo consciente y lo inconsciente parece confusa. Por ejemplo, si estamos pensando en irnos de vacaciones y decidimos finalmente que vamos a viajar a Japón, ¿cuando se hace consciente mi decisión?

 

Hay diferentes maneras de ver el tiempo y las decisiones. Muy a menudo, examinamos nuestro paisaje mental y nos damos cuenta de cual es la montaña más alta, la alternativa entre un par de las que vemos, la que destaca. Lo vemos y eso es con lo que estamos de acuerdo; es lo que decidimos. La decisión es a menudo una cuestión de llegar a un acuerdo con nosotros mismos sobre la alternativa más deseable. Pero eso no quiere decir que nosotros entendamos por qué una alternativa parece más deseable que las demás.

 

¿Nos cuenta el inconsciente mucho más de lo que creemos?

 

Sí. La relación del inconsciente con la toma de decisiones es cuestión de la dinámica de la importancia variable entre las alternativas, eso pasa todo el tiempo, el paisaje mental fluye.

 

 

Ver sin saber lo que vemos, reconocer caras sin que un paciente lo crea posible... ¿Cómo diferenciamos la percepción consciente de la inconsciente?

 

La percepción consciente es el reconocimiento pleno de todos los aspectos; podemos ver y reconocer todas las dimensiones de una cara y las relacionamos con la memoria y el contexto.

Al mismo tiempo se activan todos los tipos de asociaciones automáticas.

 

 

¿Qué papel juega el sistema de recompensa del cerebro de cara a la percepción inconsciente?

 

El Sistema de Recompensa del Cerebro es lo que constantemente modela y remodela nuestro paisaje mental. Con el consciente solo tenemos una imagen a vista de pájaro, pero no percibimos las fuerzas moldeadoras que representan los sistemas de recompensa.

 

¿Cuál será el paso siguiente en su investigación sobre la cognición y emoción en los humanos?

 

Voy a combinar metodologías de alta calidad de psicología experimental y física psicológica, con métodos de realidad virtual, y también desarrollarlo para usarlo como herramienta para estudios y tratamientos en pacientes.

 

Uno de los proyectos de su investigación se basa en el lenguaje corporal, exponiendo que este es tan importante para reconocer una emoción como el miedo como una expresión facial. ¿Puede hablarnos al respecto?

 

Para las emociones realmente básicas, relacionadas con la supervivencia, las expresiones corporales son las más importantes, porque son las que muestran las acciones que realizamos para afrontar situaciones que nos causan miedo. Cuando de repente sentimos miedo, hacemos algo; solo con hacer una cara apropiada no saldremos del peligro.

 

 

Mirando un poco más allá... ¿Qué podremos hacer en el futuro tanto para las personas sanas como para aquellas que sufren daños cerebrales con un mayor conocimiento del funcionamiento de nuestro cerebro?

 

Las aplicaciones no son nunca realmente directas. Esto se debe a la complejidad de la vida mental y su relación con el funcionamiento del cerebro. También es debido a que conocemos muchísimo menos de lo que normalmente creemos. La gente tiende a subestimar bastante cómo de complejo es el cerebro. Porque creamos que somos buenos haciendo introspección, conociéndonos a nosotros mismos, pensamos que la mente-cerebro es fácil de conocer.

 

El cerebro tiene muchas más posibilidades y energía de lo que pensamos y el inconsciente parece tener un papel clave. ¿Podremos comunicarnos con el inconsciente? ¿Sabremos despertarlo y movernos por ese océano de información?

 

Ya nos comunicamos entre nosotros de manera inconsciente, decimos cosas que en realidad no entendemos o no son lo que pensábamos, oímos cosas que solo captamos en parte, recordamos cosas diferentes de cómo eran... es difícil estar seguros de lo que alguien ha dicho o hecho porque nuestra memoria es una mezcla de lo que hemos dicho o hecho y lo que entendimos inconscientemente.

 

Etiquetas: cerebroneurociencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar