7 lugares que no debes perderte si visitas los Pirineos Españoles

El verano es la estación ideal para viajar a las montañas y hacer senderismo. Estos son algunos de los puntos más emblemáticos en la cordillera pirenaica.

La Cerdanya

Esta encantadora comarca catalana se encuentra al este de los Pirineos, lindando con la vecina Andorra. Se trata de un lugar perfecto para adentrarse en los encantos de la cordillera pirenaica y descubrir su naturaleza salvaje. Un consejo: tomar el telecabina que sube a la estación de esquí de La Molina. Desde allí se disfruta de estupendas vistas al valle y se pueden hacer diferentes excursiones por la zona.

 

Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio

Con altas cumbres que superan los 3.000 metros y sus más de 200 lagos de montaña, el parque es un imprescindible para los amantes de la naturaleza que se acerquen a la provincia de Lérida. Allí habitan numerosas especies de interés, si bien la estrella es el amenazado urogallo.

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Seguimos en nuestra ruta por las joyas naturales de los Pirineos, y en su vertiente aragonesa llegamos al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Para conocerlo a fondo, un buen lugar para establecer el campamento base es Torla, un encantador pueblo en el que disponemos de muchos servicios turísticos y del que parten numerosas rutas. Habrá que estar atento al suelo: si tenemos mucha suerte, podremos fotografiar a la bellísima y amenazada flor de Edelweiss.

Recorrer el GR-11 o Senda pirenaica

El GR-11 es un sendero de gran recorrido que atraviesa la cordillera de los Pirineos, desde el mar Cantábrico hasta el Mediterráneo. Si no te sientes capaz de caminar sus 800 kilómetros, siempre puedes hacer algún tramo o visitar sus puntos clave con excursiones de un día. Una de las comarcas que atraviesa es la Baja Cerdaña, en Gerona: allí encontrarás rincones perfectos, visitarás lagos y pasarás unos días de paz desconectando de todo. Te recomendamos visitar Alp con Weekendesk, un pueblo histórico con todo el encanto de los Pirineos.

 

Monasterio de San juan de la Peña

El conjunto histórico-artístico de San Juan de la Peña se encuentra en el pirineo aragonés, muy cercano a la localidad de Jaca. Se trata de una joya de la época medieval, y en él se encuentran enterrados varios reyes de Aragón. Se localiza, además, en un impresionante entorno natural, por lo que la visita a este emblemático lugar es casi obligada.

El valle de Tena

Desde Panticosa, Sallent de Gallego o Tramacastilla se puede acceder al valle de Tena, en Huesca. Famoso por sus estaciones de esquí, en verano este lugar es frecuentado por miles de apasionados del senderismo y de los deportes de montaña. Un lugar perfecto para conocer el pirineo central.

Ruta por los pueblos del valle de Arán

No solo es naturaleza. Si te gusta el arte, puedes disfrutar de la arquitectura gótica y románica en el Valle de Arán. La capital es Vielha, llena de iglesias y con una variada oferta turística, pero en el valle hay 33 municipios y puedes encontrar pueblos remotos y aislados en los que perderte, como Canejan, Escunhau o Garos.

Conoce más destinos y oportunidades de viaje en Weekendesk

 

   

Etiquetas: verano

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS