10 consejos para prevenir catarros en invierno

Si quieres escapar de los temidos resfriados, sigue estos consejos.

De forma genérica, los catarros son enfermedades transmitidas por el aire, producidas por virus en más del 90% de los casos. Para que su capacidad patógena se manifieste, deben haber sido eliminados al aire en número suficiente, tienen que ser capaces de sobrevivir en estado virulento durante un tiempo determinado y tienen que llegar y multiplicarse en los tejidos de un huésped potencial. A pesar de que esta contaminación se encuentra en el aire, la vía de transmisión del catarro más importante es el contacto, fundamentalmente a través de las manos y de instrumentos de todo tipo. Con estas premisas podemos elaborar 10 consejos acerca de cómo prevenir el contagio de un resfriado.

1. Ventila los espacios cerrados: es la más simple maniobra para eliminar los microorganismos de los espacios cerrados. Quizá establecer un flujo de aire con varios espacios abiertos sea una buena medida para mejorar la calidad del aire.

2. Suprime el polvo: las acciones para eliminar polvo y fibras, así como el tratamiento de superficies de madera con sustancias oleosas que mantienen durante meses fijado el polvo, disminuyen el número de partículas aéreas y el riesgo de contagio. Pasar el aspirador, la limpieza con aceite para madera o jabones y lejía para las superficies de piedra dificultan la latencia de los virus.

3. Lávate las manos con frecuencia: con esta medida disminuye de manera efectiva la cantidad de microorganismos que pueden causar el catarro. Tras manipular objetos domésticos, pantallas digitales, teléfonos, ropas y utensilios, es conveniente lavarse las manos

4. Evita el contacto de las manos con las mucosas: protege las mucosas nasal, bucal y ocular, en especial en las épocas epidémicas como otoño e invierno. Aumentar la frecuencia del lavado de manos y extrema el cuidado de no tocar las mucosas.

5. Evita el contacto con enfermos: se trataría de evitar los lugares con concentración de personas o los núcleos de personas en periodo infectivo. Los periodos epidémicos dependen de la llegada de virus antigénicamente nuevos o de la disminución del grado de inmunidad de la población.

6. Elimina el estrés: el estrés tiene una influencia muy negativa sobre nuestra inmunidad y nuestras barreras defensivas. Un horario regular y las horas necesarias de descanso y sueño mejoran nuestra inmunidad.

7. Huye de los hábitos tóxicos: evita el consumo de alcohol y de tabaco.

8. No estés en espacios cerrados.

9. Desconfía de los antibióticos: más del 90% de los cuadros catarrales son víricos y no se tratan con antibióticos. Estos fármacos no modifican la evolución de una rinofaringitis o resfriado común. Solo tu médico debe decidir cuándo prescribirlos, en el caso de que aparezcan infecciones bacterianas.

10. No existe evidencia científica de la capacidad preventiva de la vitamina C.

Constantino López Delgado es miembro de Saluspot y médico en la Consulta Dr. López Delgado.

 

Etiquetas: salud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar