¿Es legal que me entierren con mi mascota?

Los faraones egipcios se llevaban de todo al otro mundo, incluidos a sus mininos favoritos. Hoy la ley no lo tiene tan claro.

También te puede interesar: Lo que tu mascota dice sobre tu personalidad

Hay personas que sienten tanto amor por sus animales de compañía que desean ser enterrados con ellos una vez fallecidos. Sin embargo, se pueden encontrar con obstáculos legales. En España, salvo que el dueño del perro o gato de turno posea una propiedad tan extensa que le permita solicitar y obtener una licencia para construir un panteón funerario que cumpla todas las normas de policía sanitaria mortuoria, no se puede enterrar en cualquier lugar ni de cualquier forma a un animal, mascota o no.

 

Existen normas de policía sanitaria que regulan el tratamiento de los restos orgánicos para que no se conviertan en fuente de riesgo para la salud pública o de contaminación de las aguas o las tierras. Si nuestra mascota muere debemos dar parte al Ayuntamiento o a un centro veterinario, que se harán cargo de sus restos, tras el abono de una tasa.

El dueño de una mascota puede, no obstante, pagar un funeral y orga­nizar un entierro en un cementerio de animales o encargar su incineración a un servicio especializado y conservar sus cenizas en una urna. Si el cariño por el animal llega a este extremo, siempre podremos dejar constancia en nuestro testamento, en un documento escrito o en una última voluntad confesada a alguien de confianza de que nuestro deseo es que, al ser enterrados o incinerados tras la muerte, junto a nuestro ataúd o urna, en el nicho o en el panteón, se coloquen las cenizas de nuestro fiel amigo.

 

Así lo hizo la abuelita Smith de la foto, que pidió compartir su morada eterna junto a las cenizas de su fiel perro Fluffy, muerto cinco años antes que ella. Esto sucedió en el estado de Nueva York, donde en 2013 se autorizó a que dueños y mascotas puedan ser enterrados en mutua compañía.

Etiquetas: animalescomportamientomascotas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS